Introducción su desenvolvimiento, concentración y salud en general.

Introducción

A
lo largo de la historia, la tecnología y sus avances han llegado a tener una influencia
muy importante dentro de la sociedad. Gracias a esta destacada herramienta, se
han presenciado muchos cambios a favor en diversos ámbitos, tanto laborales, comerciales,
de estudio, etc., así como también en contra debido a comportamientos inusuales
en infantes y adolescentes. La influencia de la tecnología en niños y jóvenes
en su mayoría es negativa, debido a los problemas causados en su
desenvolvimiento, concentración y salud en general. Muchos jóvenes  y niños, hoy en día se han visto envueltos
por este medio, dejando de lado actividades de convivencia importantes en su
desarrollo. Dentro de este tema, se ve comprometida la atención de una
adolecente o niño, debido a las miles de veces en las cuales se encuentran
distraídos o pierden rápido su nivel de concentración.  A pesar de lo indicado, los avances
tecnológicos pueden resultar beneficiosos si se los usa adecuadamente. El
objetivo esencial de este texto es informar sobre los aspectos positivos y
negativos de la influencia tecnológica 
dada principalmente en niños y adolescentes, cuáles son sus
consecuencias y como se puede manejar. A partir de lo propuesto se pretende
demostrar con ejemplos verídicos sobre estudios realizados en base al tema,
porcentajes y datos estadísticos.

We Will Write a Custom Essay Specifically
For You For Only $13.90/page!


order now

Durante
la última década se han producido vertiginosos avances tecnológicos y un
creciente uso de los dispositivos móviles con conexión a internet. Herramientas
como el chat o las redes sociales pasaron del uso privativo del ámbito
empresarial al necesario uso personal, según los expertos de ISEP Clinic (centro
de atención clínica del Instituto Superior de Estudios Psicológicos). ISEP
Clinic destaca el hecho en el que los adolescentes otorgan un valor fundamental
a las nuevas tecnologías y al internet, como un signo de identidad y de
estatus, y su uso se ha convertido en prioritario en su vida. “Estar conectado
y poseer las últimas tecnologías para ellos es indispensable”, añade un informe
de este centro. De igual manera destacan el hecho en el cual ser adolescente en
la actualidad implica tener el último iPhone, tablet, nintendo (juegos de
video), y muchas veces los hijos, incluso, disponen de tecnología más avanzada
que la que poseen sus padres.

Ventajas
de la tecnología y su uso

Las nuevas tecnologías e internet
han revolucionado el mundo de la información. Algunas de las ventajas a
destacar consisten en una mejora de la comunicación entre personas desde
cualquier parte del mundo, en cualquier momento, de manera continua y
permanente.  El avance tecnológico
también ha sido instrumento fundamental para facilitar el proceso de
socialización especialmente entre jóvenes, gracias al uso de internet y las
diferentes herramientas que en él se encuentran, como diversas redes sociales.
Esto sin duda ha permitido un desarrollo personal, al momento de relacionarse
con más personas, conocer nuevas amistades, e intercambiar ideas u opiniones.
La comunicación es una de las ventajas, pero no es la única. El acceso a la información
es un factor de gran relevancia en estos tiempos, debido a la rapidez y
eficacia de la tecnología, muchos jóvenes siguen cursos, aprenden idiomas, y
amplían sus conocimientos.

En
el caso de los niños, de igual forma la tecnología resulta una herramienta de
aprendizaje, mediante juegos, actividades didácticas, etc., todas estas
halladas dentro de internet. Los videojuegos, la televisión y los aparatos
tecnológicos como los móviles, tablets u ordenadores, se han convertido en
herramientas casi imprescindibles en su vida cotidiana. Según investigadores pueden
mejorar el rendimiento y el desarrollo de facultades cognitivas. Actualmente se
puede encontrar numerosas aplicaciones para smartphones, tablets, ipads, y más,
interesantes para el aprendizaje y el desarrollo infantil. Estas herramientas presentan
muchas ventajas para los niños, ya que están pensadas para que lean y aprendan
en un formato de juego interactivo que lo hace realmente atractivos para ellos.
Durante la infancia, los niños aprenden por imitación y estas tecnologías
táctiles tienen la característica en la cual, mientras el niño aprende el
manejo y funcionamiento de la aplicación o juego, tiene la posibilidad de
imitar los ejercicios y esto le ayuda a continuar aprendiendo mientras se
divierte.

Un
celular puede ser necesario al momento de tener una forma de contacto con los
hijos, o incluso ellos realizar llamadas de emergencia o para avisar a sus
padres el lugar en donde se encuentran. En casa utilizarán la tecnología de la
forma más óptima y también estarán protegidos de la violencia y el bullying
digital. Por otro lado, en las escuelas, es imposible ignorar el hecho en el
cual los niños de hoy son aprendices digitales y se instruyen mediante
dispositivos electrónicos. Actualmente existen escuelas las cuales basan su
dinámica en el uso efectivo de la tecnología desde nivel preescolar,
respondiendo, así, a las necesidades de los niños de la era digital. Algunas
herramientas tecnológicas de última generación permiten a los maestros en
escuelas guiar la clase de manera totalmente análoga, logrando una ruptura de
la brecha tecnológica entre niños y maestros, permitiendo un aprendizaje de mejor
forma. No se trata de tener una computadora dentro del aula de clases, sino de
utilizar esta herramienta de manera significativa para compartir conocimiento y
convertir el aula en un espacio interactivo. Un correcto uso tecnológico fomenta
la creación de niños multicompetentes capaces de enfrentar de forma exitosa los
retos del futuro.

Puntos
negativos del uso tecnológico

Así como existen varias alternativas
de búsqueda también se presencia la falta de veracidad en las fuentes de
información requeridas. Otro de los aspectos negativos dentro de los avances
tecnológicos y su influencia en niños y adolescentes es la interferencia con
otras actividades. Esto puede deberse a la distracción o ausencia de la
concentración y puede llegar a provocar insomnio. “Actualmente se ha
establecido el término “vamping” para definir el uso de aparatos electrónicos
hasta altas horas de la madrugada antes de dormir.” (Navarro, 2015) Esto sin duda
resulta perjudicial para la salud de niños y adolescentes debido al desgaste el
cual se puede llegar a generar en su cerebro y posteriormente puede causar
cansancio y pereza en ellos. El problema radica en el uso inadecuado de la
tecnología, pues estudios ya comprobados señalan que los niños frecuentemente
realizan tareas múltiples y no desarrollan habilidades sociales normales.

Uno de los principales efectos negativos es el uso excesivo de la
tecnología. Desde el nacimiento hasta los dos años, el cerebro del niño
triplica su tamaño, y continúa en ese estado de rápido desarrollo hasta los 21
años. Los estímulos ambientales, o la falta de ellos, determinan el desarrollo
del cerebro a esta edad temprana. Sin duda esto perjudica física y
emocionalmente a millones de niños alrededor del mundo. Además, determinados
contenidos de programas y juegos pueden generarles, por imitación, actitudes
agresivas y violentas repercutiendo en su conducta diaria. Otros factores
secundarios son la falta de atención y de rendimiento intelectual afectando a
su desarrollo mental óptimo, déficit de atención, retrasos cognitivos,
aprendizaje disociado, una mayor impulsividad y una menor capacidad de
autocontrol.

Los pediatras consideran que el uso prolongado de las pantallas genera
niños más pasivos, mientras que la falta de contacto físico con otras personas
provoca carencia de interacción y disminuye el desarrollo saludable de los
sentidos de los pequeños. También afecta su sueño, tanto por el contenido que
pueden ver como por el brillo y las ondas electromagnéticas, emisiones de
radiofrecuencia, sonido, etc. Dejan el ejercicio físico necesario para el
desarrollo saludable, y como consecuencia se puede llegar a generar obesidad y
otras enfermedades. Los niños que ven mucha televisión se exponen a
publicidades de comida dirigidas hacia ellos pero sin presentarles nada
nutritivo. Entre otros efectos negativos están el aumento de los porcentajes de
depresión, ansiedad, trastornos afectivos, déficit de atención, desórdenes bipolares,
psicosis y agresividad infantil. Todas estas consecuencias se dan a partir de
una dependencia, especialmente de adolecentes hacia los dispositivos
electrónicos, lo que puede acabar en una adicción.

Gracias
al internet podemos obtener la información requerida de cualquier parte del
mundo, siendo una valiosa herramienta para nuestro trabajo o estudios, sin
embargo cuando hablamos de niños en pleno crecimiento no es tan favorable. Esto
se debe a la fácil accesibilidad a informaciones no adecuadas para su edad, por
ello, es vital una supervisión permanente por parte de los padres con respecto
a esto. De igual forma muchos padres de familia deberían tener un control sobre
el tiempo que sus hijos utilizan el internet, tiempo en el que infantes pueden
emplear en otras actividades las cuales ayuden a su crecimiento personal,
desarrollando su integridad social con otros niños de su edad. Una de las
opciones en vez de malgastar su tiempo en dichas actividades, es la de tomar la
opción del deporte, por ser una actividad muy valiosa al ayudar a mantener
saludable su estado físico, así como también para prevenir la obesidad infantil,
como se menciona anteriormente.

Según
estudios realizados por la universidad de Stanford (Estados Unidos) revelan que
el 43% de niños realmente aprovechan esta oportunidad de aprendizaje. Las
cifras cambian cuando se trata de jóvenes o adolescentes, ellos abarcan un 28%
en el aprovechamiento de la tecnología como una herramienta de estudio. Las
cifras mostradas sin duda son bajas e indican el incorrecto  uso de la tecnología y su relevante presencia
en la actualidad. Los niños y adolescentes se han dedicado a buscar u obtener
información inapropiada para su edad y desarrollo. Satisfacen esto mediante páginas
que reducen su tiempo con familiares y amigos, tornándose esto un vicio el cual
acapara su atención y comodidad. 
Millones de jóvenes alrededor del mundo han tomado a la tecnología como
un círculo vicioso, del cual es difícil salir, casi imposible. Gracias a esto
se llegan a producir trastornos y diversos malestares generales, los cuales afectan
la vida humana a corto plazo.

El
uso excesivo de la tecnología puede llegar a ser causante de diversos problemas
en los seres humanos, tanto en niños, como jóvenes y adultos. Los problemas
mencionados son principalmente daños en la audición, como la sordera o
hipoacusia y posteriormente una pérdida de equilibrio. Los problemas mentales
se generan a partir del uso desenfrenado de la tecnología, es decir una necesidad
total de comunicación. A partir de esto se producen problemas como la
depresión, el aislamiento social, la ansiedad, y la pérdida del disfrute en
actividades diarias. Sin darnos cuenta, la tecnología se ha llegado a convertir
en un pilar fundamental en la vida del ser humano, niños, jóvenes y adultos en
todo el mundo. Muchas personas no se percatan de los diversos daños y como
estos pueden llegar a ocasionar serios problemas tanto en la salud mental, como
física, gracias a un inadecuado uso tecnológico.

La
tecnología hoy en día se ha convertido en un detonante que abarca muchos
beneficios, sin embargo los aspectos negativos son cruciales y negativos en su
uso por parte de niños y jóvenes. Es claro darse cuenta como hoy muchos
adolescentes no se despegan de sus teléfonos móviles, incluso en la hora de
comer, cuando debería ser este un momento importante para compartir con la
familia. La computadora (internet) se ha convertido en su centro. Al mencionar
estos aspectos no se pretende indicar únicamente los avances de la tecnología,
sino como su influencia resulta perjudicial en jóvenes y niños. La tecnología
ha ido evolucionando a través del tiempo y sin duda años más tarde será peor,
tendrá más influencia y será más complicado salir de un vició en el cual un
niño o adolescente se haya metido. Frente al avance tecnológico no se puede
hacer nada, pero si en el control sobre infantes y adolescentes en cuanto al
uso de televisión, internet, radios, computadoras, páginas web, etc.

Al
haber analizado los efectos negativos y positivos de cada postura, los efectos
causantes de esta desenfrenada influencia tecnológica en niños y jóvenes son en
su mayoría negativos. De aquí pueden llegar a surgir varias preguntas como el
hecho de si se puede permitir a un niño o a un adolescente el uso de una
computadora con internet, celulares móviles, entre otros. La respuesta es
sencilla “si”. La tecnología siempre continuará avanzando, siempre influenciará
a las personas, pero existen métodos de prevención, los padres son los
responsables del control de sus hijos y está en sus manos informarse y poner un
alto a las consecuencias posteriores. Frente a este problema, estudios realizados
en la universidad de Toronto (Canadá) afirman una estimada cantidad del 89 % de
niños y jóvenes, los cuales se encuentran seguros, gracias a la supervisión y
control de sus padres sobre ellos frente a este crucial tema.

Recomendaciones

Los niños menores de 10 años no
deben tener acceso al internet mientras se encuentren solos. Pueden utilizar la
computadora como herramienta de juego, ocio, estudio o fuente de información.
De los 10 a los 14 años pueden acceder a internet según el horario y las normas
estipuladas bajo supervisión de los padres. Muchos hijos “prohíben” a sus
padres que los supervisen su chat o redes sociales porque, según ellos,
estarían “violando su intimidad”. Este argumento carece de lógica si se tiene
en cuenta que, a esas edades, los niños pueden ser víctimas altamente
potenciales de fraudes, acoso o engaños en internet. A partir de los 14 años se
deben establecer normas muy claras de uso y las respectivas sanciones las
cuales aplicarán en caso de incumplimiento. Los niños y jóvenes son libres de
utilizarlo, pero conociendo los riesgos y peligros de hacerlo como también las
limitaciones sobre su uso.

Según
la psicóloga Yolanda Vera, directora de ISEP Clinic Terrassa, “los padres que
acuden a las consultas psicológicas debido a una posible adicción de sus hijos
a las nuevas tecnologías, suelen tener entre 30-40 años, mientras que los niños
con adicción al móvil acuden a partir de los 9 años, una edad temprana, pero
explicable si se tiene en cuenta que, hoy en día, es frecuente que los niños
tengan celular a partir de los 8 años”. “Los niños con adicción a las redes
sociales acuden a la consulta a partir de los 12 años”, añade Vera, por lo cual
destaca que en este punto es importante recordar que, en algunos países,
legalmente los niños no pueden acceder a las redes sociales hasta cumplidos los
14 años. Para esta psicóloga es aconsejable que muchos padres acudan a un
consultorio psicológico “cuando no pueden controlar los horarios de conexión o
bien si, al intentarlo, se genera un conflicto familiar serio”. (Vega 2012)

También
es conveniente buscar ayuda profesional cuando la adicción es la prioridad en
la vida del hijo y por ella irrumpe responsabilidades, como hacer deberes,
estudiar, o bien deja de llevar a cabo actividades placenteras por continuar
conectado, como puede ser salir con los amigos o jugar. Cuando un hijo renuncia
a su vida social o familiar y prefiere vivir aislado en su habitación o con su
móvil o computadora, también conviene acudir a una consulta psicológica. Respecto
de cuándo sería recomendable que los propios hijos inicien una psicoterapia para
solucionar su tecnoadicción, el momento adecuado es cuando los padres lo
decidan, ya que no hay que olvidar que son menores de edad y, por lo tanto, bajo
tutela legal de un adulto. Son los padres los que deben decidir cuándo la
conducta de su hijo empieza a ser un problema, por lo cual se debe buscar ayuda
profesional y especializada. El menor no debe tener la opción de decir  no. Si se da la situación ideal de que sea el
niño o adolescente el que lo pida o solicite ayuda, debemos llevarlo a un psicólogo
infantojuvenil sin dudarlo”, concluye la experta de ISEP Clinic.

A
partir de todos estos datos establecidos, es clara tanto la importancia como
las desventajas del uso de la tecnología en jóvenes y niños. Debido a esto se
recomiendan varias opciones de control que deberían tomar los padres si se
llegaran a encontrar en una situación de vicio frente al uso excesivo e
incorrecto de la tecnología. El momento adecuado para darle un dispositivo de
tecnología a un niño corresponde al grado de responsabilidades que tiene, y las
necesidades y responsabilidades. Es importante explicarle al niño la
responsabilidad que adquiere al tener un dispositivo. Estar pendiente de sus
actividades con estos medios, como también es crucial que los padres hagan
seguimiento a cada una de las llamadas o visitas a páginas web, y en su caso el
uso de redes sociales, que realiza el niño, contabilizar cuánto dura con cada
llamada y ponerle un límite para enseñar el ahorro en servicios con un plan
adecuado para ellos.

Conclusión

Partiendo
de los estudios realizados sobre la influencia de la tecnología en jóvenes y
niños, se presencia un mayor énfasis en los efectos negativos que este medio
puede llegar a causar en su desarrollo. El control por parte de los padres
también es importante a la hora de permitir a sus hijos el uso continuo de
celulares, internet, computadoras, televisión, consolas de juego, etc. 

x

Hi!
I'm Rick!

Would you like to get a custom essay? How about receiving a customized one?

Check it out